De los efectos de la crisis económica de Nicaragua no escapan los templos católicos que enfrentan momentos difíciles en materia financiera dijeron tres fieles desde el anonimato a Darío Medios Internacional.

Sostuvieron que la feligresía de los templos es poco lo que aporta mediante sus ofrecimientos y tampoco las parroquias cuentan con apoyo financiero internacional por restricciones de la dictadura de los Ortega- Murillo.

Lea: CALIDH LAMENTA EXPULSIÓN DE SACERDOTES NICARAGÜENSES Y EXIGE LIBERTAD PARA OBISPO DE MATAGALPA

“Los recibos de energía eléctrica, agua potable y telefonía a las iglesias han incrementado excesivamente y se comen las pocas entradas económicas que logran recoger los párrocos mediante las eucaristías y otras actividades recaudativas” destacaron.

Añadieron que el régimen no solamente ataca a los sacerdotes, obispos y laicos, encarcelados o desterrándolos, también quiere ahogar económicamente a las Iglesias para que cesen en sus solemnidades.

Insistieron que todos los meses suben los montos de las facturas de energía y telefonía y la empresa encargada de revisar los reclamos hacen caso omiso al personal administrativo de los templos que interponen las revisiones.

Templos no pueden asumir cobros por servicios básicos

Los oratorios tienen que pagar salarios del personal de limpieza, de devotos que atienden a los sacerdotes en su alimentación y cuido.  No pueden asumir   los vertiginosos montos de los servicios básicos impuestos por el régimen sandinista”, recalcó nuestra fuente.

Determinaron que los párrocos se han visto en la necesidad ante la situación económica de los santuarios subir el costo de las eucaristías para solventar un poco los gastos.

Sin embargo, las misas se han visto reducidas, porque las familias no tienen la capacidad económica para pagar el aumento y prefieren hacer novenarios a sus deudos, precisó nuestra fuente.

Lea Más: LAS RAZONES DE ORTEGA PARA DESTERRAR A 12 SACERDOTES

Aseveran nuestros informantes que los párrocos no tienen la capacidad financiera para el mantenimiento de las Iglesias y eso las afecta, porque con el tiempo se van a deteriorar, anotaron