La Unión de Presos Políticos de Nicaragua (UPPN) se vio obligada a cancelar la colecta de útiles escolares en beneficio de los hijos de excarcelados y presos políticos del régimen de Daniel Ortega.

La actividad anunciada el jueves 23 de enero invitó a que los ciudadanos entregaran sus paquetes en la iglesia San Juan Bautista de la ciudad de Masaya, templo que fue asediado por al menos 12 patrullas policiales que impidieron la colaboración de los pobladores con útiles escolares.

El asedio inició luego de la homilía del santísimo, informó el padre Harving Padilla, rector del templo San Juan Bautista.

La feligresía no se intimidó por el asedio policial y muchos manifestaron al párroco se sumarían a la campaña de solidaridad para beneficiar a los menores que regresarán a clases el próximo 3 de febrero.

Danny García, excarcelado y miembro de la UPPN dijo a la plataforma informativa “La Lupa”, que no desistirán en su intento de ayudar a los niños que son hijos de excarcelados y reos políticos.

Los organizadores de esta colecta informaron que, posteriormente, anunciarán lugar, fecha y hora de la reprogramación de la colecta a pesar del asedio policial.

Por su parte el párroco Harving Padilla, dijo a Radio Darío, que en el templo seguirán recepcionando útiles escolares para los menores.