La intención que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantienen para imponer a Valdrack Ludwing Jaentschke Whitaker, como secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), preocupa en gran manera a organizaciones de la oposición democrática desde Nicaragua y el exilio que convergen en la Plataforma de Unidad por la Democracia (PUDE), por lo que instan a los Estados miembros del SICA, “tomar medidas inmediatas” para abordar la situación.

Una terna enviada por el canciller del orteguismo, Denis Moncada Colindres, horas después de la renuncia del abogado Werner Vargas Torres, como secretario del SICA en noviembre pasado, muestra la iniciativa del régimen para que el diplomático Jaentschke Whitaker quien ha sido leal a la familia Ortgea-Murillo, ocupe la vacante.

Por lo anterior, las organizaciones opositoras insisten en establecer un “interinato” en la Secretaría General del SICA hasta que se realice una revisión exhaustiva de la pertenencia del Estado de Nicaragua al sistema de integración.

“Esta revisión debe considerar el protocolo de Tegucigalpa, la negación de las responsabilidades del Estado nicaragüense frente a las múltiples violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, así como la denuncia de la carta de la OEA y la salida del Estado de Nicaragua de este foro político”, dice la misiva enviada por la oposición nicaragüense.

Instan al SICA a actuar con “responsabilidad”

En la misiva reiteran su rechazo categórico a los nombramientos de Werner Vargas y la postulación de Valdrack Jaentschke, por sus vínculos cercanos al régimen de la familia Ortega Murillo el cual ha sido señalado por organismos nacionales e internacionales, de violar sistemáticamente los derechos humanos, cercena libertades civiles y políticas y, socava la democracia en Nicaragua.

“Instamos a los Estados miembros del SICA a actuar con responsabilidad y apegados a los principios democráticos, rechazando cualquier intento de imponer liderazgos que carezcan de la legitimidad y el respaldo de la comunidad internacional y de los ciudadanos de la región centroamericana”, expresa el documento.

Además, las organizaciones demócratas apuntaron que Jaentschke Whitaker, ha ocupado diversos cargos diplomáticos sin experiencia regional, planteando serias dudas sobre “su capacidad para liderar una institución crucial como el SICA”, además señalan que en los años 80´s fue responsable de la Sección D del Departamento F–8, “unidad de inteligencia de la tenebrosa Dirección General de la Seguridad del Estado (DGSE)”, responsable de asesinatos de líderes opositores y de la contra nicaragüense.

“PUDE reitera su compromiso con la defensa de la democracia, los derechos humanos y la integración regional en Centroamérica, llamando a la acción conjunta de los Estados miembros del SICA para preservar la integridad y la misión fundamental de esta importante institución”, culmina la misiva.

Lea más: PRESIÓN EN EL SICA PARA VETAR NOMINACIÓN DE VALDRAK JAENTSCHKE