La violencia contra las mujeres no tiene fronteras, mientras los países centroamericanos están desprovistos de políticas integrales para proteger a las mujeres de los femicidios, aseguran organizaciones de mujeres que trabajan por los derechos de las mujeres.

Dolorosamente cuatro mujeres hondureñas fueron liquidadas este pasado lunes en distintas regiones del país centroamericano.

Lea: ALAJUELENSE ACABA CON 10 AÑOS DE INVICTO EN CASA DEL REAL ESTELÍ

Una de las víctimas mortales es Dilia Vásquez, de 23 años, quien fue cruelmente ultimada a balazos. La víctima era oriunda de San Agustín, Copán.

Mientras que, en Tegucigalpa y San Pedro Sula, se registraron tres crímenes de damas. En la Colonia 29 de marzo del Distrito Central, una joven de 25 años fue encontrada sin vida y con múltiples impactos de arma de fuego en la cabeza.

También la pareja conformada por Elmer Valdivieso y Gabriel Deras, fue encontrada sin vida al interior de un microbús en la colonia Sandoval Sorto de San Pedro Sula, también acribillados a tiros.

Femicidios ocurridos en Honduras en 2023, superan las cifras del año 2022

A la par, el pasado domingo, una tía y su sobrina fueron liquidadas después de salir de una iglesia en Catacamas, Olancho. El sábado, otra joven madre perdió la vida en Ojojona, Francisco Morazán.

Las estadísticas más recientes revelan una impresionante realidad, ya que las muertes de mujeres en Honduras durante 2023 han superado las registradas en todo el año anterior.

De enero a octubre de este año, se han reportado 333 muertes violentas de mujeres y femicidios, marcando un trágico aumento en comparación con el mismo período en 2022.

“Estos crímenes se suman a la cadena de violencia que ha afectado a las mujeres hondureñas en los últimos meses”, aseguraron feministas.

Inacción de los gobiernos centroamericanos ante la violencia machista, provoca más femicidios

Por su parte María Teresa Blandón, líder feminista nicaragüense indicó que los mandatarios de Centroamérica menosprecian la vida de las mujeres al no implementar medidas de seguridad para ellas, sobre todo para las migrantes.

Blandón sostiene que los gobiernos de la región centroamericana y Latinoamérica deben promover en sus agendas acciones responsables para los agresores, para que los femicidios reciban castigos ejemplares.

Lea Más: CONDENAN MONTAJE DE LA DICTADURA AL MOSTRAR IMÁGENES DEL OBISPO DE MATAGALPA

Además, brindar apoyo a las redes que ofrecen atención y asesoría a las mujeres que viven violencia, para evitar más femicidios en la región.