La narrativa y promesas de la dictadura que el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Nicaragua y China robustece la economía de Nicaragua, quedó desvanecida cuando el ministro de Fomento Industria y Comercio de la dictadura Jesús Bermúdez dijo que hay que espera que transcurran unos cinco años para que el país pueda exportar a China, unos mil millones de dólares.

Las declaraciones del funcionario sandinista fueron brindadas en un medio de comunicación del régimen.

Lea Más: EXCESIVO CONSUMO DE AZÚCAR DE LAS FAMILIAS NICARAGÜENSES  PROVOCA ENFERMEDADES CRÓNICAS

Según el Banco Central de Nicaragua, hasta octubre de 2023, las ventas al exterior hacia China alcanzaron los 11,5 millones de dólares, sin incluir bienes de zona franca.

Asimismo, Jesús Bermúdez, explicó que aun cuando Nicaragua logre exportar 1 mil millones de dólares hacia China, este no sería el principal destino de las exportaciones nicaragüenses, sino Estados Unidos y países de la región centroamericana.

Un economista nicaragüense conversó con Darío Medios Internacional bajo condición de anonimato y dijo que la proyección que hace el régimen con las exportaciones hacia China en cinco años, es inferior a las exportaciones a Estados Unidos, que encabeza la lista de los mercados de exportaciones de Nicaragua.

Exportaciones a Estados Unidos en 2022, fueron 5,728 millones de dólares

El experto aseguró que solo en el 2022, las exportaciones nicaragüenses a Estados Unidos sumaron 5,728 millones de dólares, de acuerdo a datos proporcionados por la administración Joe Biden.

Por su parte Juan Diego Barberena, miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) mantuvo que el anuncio de la dictadura de que en cinco años va a exportar unos mil millones de dólares a China, es una promesa más de los Ortega- Murillo.

“Lo primero que se me viene a la mente, cuando anunciaron rimbombantemente las presuntas obras de construcción del Gran Canal Interoceánico y constituyeron la autoridad del Gran Canal, donde fungió como vocero, Telémaco Talavera”, recalcó.

Estableció que en   el año 2013, luego de firmar el memorándum con el concesionario Wang Jing con el fallecido Paul Oquis, en ese entonces, secretario de Políticas Públicas de la dictadura. Aseguró en un medio de comunicación del régimen que al siguiente año 2014, el producto interno bruto (PIB), iba a crecer en un noventa y cuatro por ciento.

“Evidentemente han pasado once años desde que se aprobó el proyecto canalero y no ha pasado absolutamente nada”, comentó el opositor.

Promesas de megaproyectos de Ortega y Murillo han fracasado

“Recuerdo también el proyecto de la planta eléctrica Tumarín, la refinería el “Supremo Sueño de Bolívar”, donde el difunto Hugo Chávez, puso dos veces la primera piedra” y al final ninguna de las obras fueron realizadas por los autócratas.

Determinó que todos las promesas de megaproyectos de la dictadura, han fracasado, porque han sido falsas ilusiones al pueblo de Nicaragua.

Señaló que la dictadura mantiene una retórica demagógica de promesas para venderle al pueblo falsas esperanzas. Pretende tener un supuesto control de la estabilidad económica del país.

“Y demostrar que ellos están incentivando una relación comercial que va a compensar la falta de relaciones con los Estados Unidos”, formuló el activista.

Lea Más: ¿POR QUÉ EL TRANSPORTE PÚBLICO ES DEFICIENTE Y PELIGROSO EN NICARAGUA?

Relación de la dictadura con China es geopolítica y no económica

Estableció que la relación con China es eminentemente geo-estratégica y no económica y las promesas económicas quedan fuera.

Finalmente agregó que la dictadura por cercanía geográfica y por las remesas familiares, no va a poder desprenderse de Estados Unidos, es una realidad concreta, aseveró.