El gobierno colombiano de Gustavo Petro, extendió este jueves su oferta de nacionalidad a todos los nicaragüenses declarados apátridas por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. El pasado miércoles, el canciller de ese país, Álvaro Leyva, ofreció la ciudadanía colombiana al escritor y exvicepresidente de Nicaragua, Sergio Ramírez.

“La Cancillería de Colombia busca entrar en contacto con quienes habiendo sido abusados por el poder intolerante de Nicaragua, quisieran acceder a la nacionalidad colombiana. Mucho nos honrarían”, declaró el gobierno de Colombia a través de una nota de prensa divulgada esta mañana.

“La República de Colombia, liderada por su Jefe de Estado, Presidente Gustavo Petro Urrego, ha registrado con repulsión las medidas tomadas de manera arbitraria por el jefe de gobierno de la hermana y sufrida República de Nicaragua contra ciudadanos de su país cuyo único delito ha sido defender la democracia, el derecho a la crítica y los derechos humanos universales”, señala el comunicado.

Lee también:

https://www.radiodario893.com/colombia-ofrece-nacionalidad-a-sergio-ramirez/

De igual manera, resalta que Colombia, “en las últimas décadas ha luchado sin desmayo por alcanzar la paz,  mucho más ahora que se propone ser potencia mundial de la vida” y también rechazó “los dictatoriales procederes de quien hace traer a la memoria los peores momentos de la dictadura de Anastasio Somoza que el sandinismo logró superar”.

Así mismo, el gobierno de Colombia se pronunció sobre la condena en contra del obispo Rolando Álvarez. “Tras haber exiliado de manera sorpresiva e inhumana a conciudadanos suyos, algunos reconocidos por sus luchas por la comunidad internacional, todo ello haciendo uso de vulgares medidas de policía, queda en la sagrada tierra nica quien logró señalar que afuera nunca. Así las cosas, el señor Obispo de Matagalpa y Estelí, monseñor Rolando Álvarez, rehusó salir del país. Lección para el mundo y para el actual jefe de gobierno de Nicaragua”, detalla el comunicado.

“De contera, la patriótica decisión del señor Obispo, fue respondida con una condena de veintiséis años de prisión”, denunció el gobierno de Gustavo Petro.

Colombia es el quinto país que ofrece nacionalidad a los 317 nicaragüenses declarados apátridas por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. El primero fue España, a quién le siguieron Argentina, Chile, México y ahora Colombia