El Colectivo hace eco de la solicitud de la CIDH y condena las detenciones arbitrarias e inconstitucionales durante las últimas semanas, de sacerdotes, feligreses de la iglesia católica y personas consideradas opositoras por parte de la Policía y paramilitares, brazos represores del régimen Ortega Murillo.

“Denunciamos que estos actos carecen de total legalidad y violan el debido proceso, tanto de las normativas internas como del Código Procesal Penal y la Constitución Política, así como las garantías internacionales en materia de derechos humanos”, señala parte del comunicado.

Lea: MISS NICARAGUA DENTRO EL TOP 10 DEL VOTO POPULAR EN LA APP DE MISS UNIVERSO

Asimismo, el Colectivo agregó que el régimen persigue la consolidación de un estado totalitario y hace del terrorismo de estado y la comisión de crímenes de lesa humanidad una política de estado como respuesta a las demandas de un pueblo que continúa exigiendo libertad, verdad y justicia.

“Exigimos el cese inmediato de estas graves violaciones de derechos humanos, en particular la libertad religiosa y exigimos la libertad de todas las personas presas políticas en Nicaragua”.

Aumenta represión contra la iglesia católica en Nicaragua señala Colectivo

De igual manera el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, se unió al llamado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, y de los países que, desde la Organización de los Estados Americanos, OEA, condenaron las “acciones represivas” para atacar a la iglesia católica y las universidades del país.

Lea Más: ECLIPSE SOLAR EN NICARAGUA ¿A QUÉ HORA INICIA? AQUÍ LE CONTAMOS

Es importante recordar que el pasado 11 de octubre de 2023 ante la Asamblea General de la OEA, el secretario adjunto del sistema de peticiones y casos en representación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, presentó actualización sobre la situación de derechos humanos que se vive en Nicaragua, en la cual reiteró la falta de separación de poderes del Estado y que el espacio cívico se encuentra cerrado por lo cual no existe participación cívica, política y religiosa.