El Nicaragüense Miguel Ángel Urbina Alvarado, de 60 años de edad, fue detenido este domingo 25 de diciembre por elementos de la Dirección Policial Anti-Maras y Pandillas Contra el Crimen Organizado (DIPAMCO) en Tegucigalpa, Honduras, en el marco del estado de excepción.

Urbina Alvarado, será extraditado a Nicaragua mediante proceso judicial, según informaron las autoridades hondureñas. El nicaragüense de 60 años poseía orden de extradición vigente desde octubre de 2010.

Se conoce que Miguel Ángel Urbina Alvarado, era dueño del Autolote Diriangén, y es acusado, junto a varios sujetos más, de lavar dinero para el narcotraficante Gerardo José Lazo Serrano. Además de poseer extensas fincas en los departamentos de Río San Juan y Chontales; un matadero en Estelí y varios inmuebles, incluyendo un hotel, en Managua.

De acuerdo con información oficial de las autoridades hondureñas, la detención de Miguel Urbina Alvarado se llevó a cabo tras varios días de seguimiento, lo que permitió ubicarlo en una zona residencial en Tegucigalpa, capital de Honduras.

Te puede interesar:

https://www.radiodario893.com/excarcelacion-de-reos-comunes-en-nicaragua-incrementa-inseguridad-ciudadana-principalmente-en-mujeres-ninas-y-ninos/

Los agentes de Dipampco realizaron un operativo en el residencial Portal del Bosque, en el que se encontraba el nicaragüense, por lo procedieron a capturarlo.

A través de las redes sociales, se logra conocer que Miguel Ángel Urbina Alvarado se describe como un hombre “casado, padre y abuelo ejemplar” y mostraba algunas de sus actividades como ganadero. Y mediante sus fotografías dan cuenta de que disfrutaba del tiempo en familia.

El nicaragüense de 60 años de edad es originario de Managua y ahora, será remitido a las autoridades de Nicaragua, donde deberá enfrentar a la justicia.

Varios medios de comunicación catrachos, informaron que Urbina Alvarado tenía 5 años de vivir en Honduras y que era dueño de varias cabezas de ganado, entre otros muchos bienes, en el vecino país.

Las autoridades han indicado que las operaciones cada vez son más fuertes y estratégicas; se está cubriendo tanto la parte disuasiva y preventiva, pero también se ha instruido intensificar las labores de inteligencia e investigación para lograr darle captura a individuos que estén vinculados en la comisión de diferentes ilícitos.