El dos de noviembre se conmemora el día de los difuntos en Nicaragua y miles de nicaragüenses realizan visitas y embellecen las sepulturas de sus deudos.

Los camposantos del país son atiborrados de personas que llegan cargando ramos de flores y proceden de distintas comunidades del país.

Lea: ESTO COBRAN ALGUNOS INFLUENCERS EN NICARAGUA

“Hay quienes pasan todo el día en las criptas. Ahí mismo almuerzan y comparten música de filarmónicos, mariachis o bien llevan equipos electrónicos para escuchar canciones que eran del agrado de sus parientes en vida”, describen los panteoneros.

En el día de los difuntos también asiste gente muy devota que se dedican a rezar el rosario por el descanso de los fallecidos. Además, prenden candelas y entonan cánticos cristianos en plegarias a Dios por el descanso eterno de sus difuntos.

En las entradas de los cementerios se ubican vendedoras que ofrecen diversidad de flores a distintos precios y otros productos para el acomodo de las tumbas.

Obreros aprovechan día de los difuntos para llevar dinero a sus hogares

Igualmente, en los mercados las ciudades comercializan flores naturales y artificiales a la escogencia de los demandantes.

Del mismo modo, los vendedores ambulantes aprovechan la ocasión para vender galanterías en las calles y de esa manera llevar el sustento a su familia.

De igual manera obreros de la construcción se disponen en las necrópolis para realizar trabajos de restitución de los monumentos y pintado de cruces y placas de las tumbas.

“Resulta ser un día de provecho económico para muchos obreros que consiguen un poco de dinero para solventar las necesidades en sus hogares”, según los trabajadores.

Los visitantes tienen como costumbre comprar los placenteros buñuelos a las tradicionalistas que colocan en la entrada de los cementerios o en las avenidas hacia los campos santos para comercializarlos.

Riquísimos buñuelos son parte de la gastronomía nicaragüense

Los populares buñuelos son un agregado de la gastronomía nicaragüense. Son elaborados de masa de maíz o yuca revuelta con queso, empapados con una miel hecha de dulce y canelas; mientras más   ardiente, son más suculentos, afirman ciudadanos que visitan los camposantos.

Lea Más: SHAKIRA SORPRENDE A CARLOS VIVES EN CONCIERTO EN MIAMI

En otra nota hablaremos de miles de nicaragüenses exiliados y desterrados que no pueden estar en los mausoleos de sus seres queridos porque son perseguidos por el régimen sandinista.